En Rusia los ortodoxos se sumergen en agua helada para celebrar el Bautismo de Cristo

104

Esta festividad cristiana tiene lugar en todo el país y en Moscú la temperatura rondará los cero grados.

La noche del 18 al 19 de enero, la Iglesia ortodoxa rusa celebra una de las principales fiestas cristianas: el Bautismo del Señor. En esta fecha, miles de creyentes de toda Rusia se reúnen en iglesias y cerca de ríos y lagos para participar en una misa y, después, sumergirse en agua helada para limpiar sus pecados.

Esta antigua tradición se extendió en Rusia después de que este país adoptara el cristianismo. La creencia dicta que uno debe sumergirse tres veces y, al salir del agua, habrá lavado sus pecados como cuando lo bautizaron.

En el estanque del parque Vorontsovski y en otras zonas recreativas de Moscú, donde las temperaturas rondarán los cero grados, los fieles tienen la oportunidad de sumergirse en ese líquido gélido para conmemorar esta festividad religiosa.

Algunos de quienes consideran que el agua del bautismo es sagrada también rocían sus viviendas, se la beben y la guardan cuidadosamente durante todo el año.

Fuente: Actualidad RT