La mujer y la ciencia, una brecha todavía por cerrar

121

Por I. TOMÉ

  • Las profesionales relacionadas con este campo de estudio explican cómo creen que se encuentra y los problemas que aún están presentes

Las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) supondrán en menos de diez años el 50% de las profesiones en España, un país donde solo diez de cada mil alumnos optan por este tipo de formación universitaria y de los cuales solo el 26% son mujeres. En el caso de los directivos de compañías de base tecnológica, solo el 4% es mujer. Con el objetivo de empoderar y animar a las niñas a que opten por este tipo de campos de estudio, existen iniciativas como STEM Talent Girl, un proyecto que trata de «desarrollar» el talento de las niñas y que «prosigan brillantes carreras».

El director del proyecto, Roberto Ranz, asegura que los bajos porcentajes de chicas en estos campos de estudio tienen que ver con «los estereotipos y roles asignados a estas disciplinas, de carácter muy masculino, la falta te referentes, la autopercepción que tienen las niñas de su autoestima respecto a estas materias y la falta de conocimiento de los nuevos perfiles profesionales». Aunque se ha avanzado en igualdad, en el ámbito STEM «se denota un descenso en las matrículas de niñas en ingenierías», algo que implica «falta de visibilidad de mujeres que sirvan de ejemplo para las niñas del mañana». Según Ranz, hay que mostrar que existe un lugar para ellas en el nuevo paradigma tecnológico, «más allá de la posibilidad de ser médico, fisioterapeuta o enfermera, todo oficios destinados al servicio a los demás».

Por esa razón, y a su vez con motivo mañana del Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia, una fecha distinguida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015 para reconocer el papel clave que el género femenino ha desempeñado y desempeña en la comunidad científica y la tecnología, cuatro mujeres de Castilla y León que sienten pasión por las ciencias y se dedican o que se quieren dedicar a ellas han querido mostrar el presente y el futuro de la mujer en la ciencia y dan su opinión de cómo está el sector en la actualidad en cuanto a igualdad se refiere. Su objetivo no es otro que tratar de que sus declaraciones sirvan de «contagio» para que más chicas se sientan atraídas por este campo de estudio y se revierta la brecha existente.

«En la escuela existe una falta de referentes femeninos en la ciencia»

Elena Llano es doctora en bioquímica e investigadora del CIC de Salamanca. Su gusto por la ciencia le vino gracias a la serie televisiva «Cosmos», de Carl Sagan, en las que veías cosas «que me sorprendían mucho». Desde ese momento «tuve claro que iría por ciencias, aunque no sabía exactamente por qué campo».

A su parecer, el mayor problema que produce la brecha actual por sexos en las STEM es «la falta de referentes que se les da a los alumnos» en la escuela, aunque también para su gusto «se les enseña muy poco lo que es la ciencia y los avances científicos». Esa falta de personajes femeninos, para Llano, hace que «pierdan la motivación en este tipo de estudios». Una característica que además, según algunos informes, hace que las niñas «vean más inteligentes a los hombres». Según Llano, en el primer mundo, «que supuestamente ahora hay más igualdad», la mujer «no opta» por ese tipo de carreras porque ven que «llegar a un puesto relevante es difícil, lo que las echa para atrás».

Sin embargo, anima a las chicas a dedicarse a una carrera STEM porque «es fantástico. Descubrir cosas nuevas es lo mejor que te puede ocurrir y pocos trabajos te dan una satisfacción así», finaliza.

Fuente: ABC.es