Planta amazónica mata células tumorales hepáticas y el haba reduce el colesterol malo

76
Un grupo de científicos vascos descifró el mecanismo por el cual una planta amazónica induce un estrés oxidativo en las células humanas del cáncer de hígado que acaba matándolas, en tanto que otro de mexicanos elaboró una bebida en base de haba que baja el colesterol, los triglicéridos y la glucosa. Dos expresiones de la medicina indígena latinoamericana confirmada por la ciencia occidental moderna.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El trabajo de investigación de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) se basa en la planta Vismia baccifera, que se recogió en una parte colombiana de la Amazonia, “pulmón del planeta” que también alcanza territorio de Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

Las poblaciones indígenas amazónicas utilizan las hojas de esa planta por su capacidad antiinflamatoria como protección contra las mordeduras de serpientes,  enfermedades del tracto urinario y enfermedades de la piel.

“Nosotros la elegimos porque en estudios anteriores habíamos visto que es la que mayor capacidad antitumoral tiene en las células de cáncer de hígado que hemos utilizado”, reveló la investigadora Jenifer Trepiana, una de las autoras del estudio de la UPV/EHU.

Este está publicado en la sección de Biología Celular de la revista científica Heliyon de junio pasado https://www.heliyon.com/article/e00675

“Hay mucho interés en identificar compuestos derivados de las plantas, que puedan ser utilizados como agentes quimioterapéuticos, con capacidad para parar el crecimiento de los tumores o para tratar la metástasis, por ejemplo”, explicó Trepiana.

Para el estudio (realizado in vitro), las células tumorales de hígado humanas se prepararon en infusión con el extracto acuoso de hojas de Vismia baccifera, tal como se hace en la medicina tradicional indígena. El mismo extracto se mezcló con células hepáticas humanas sanas, “para comprobar si las células sanas también se veían afectadas o no”, explicó la científica.

El extracto provocó una respuesta tóxica en las células tumorales. Concretamente, “un aumento de radicales libres y, en particular, de peróxido de hidrógeno, y eso –prosiguió la investigadora- termina provocando la muerte de las células tumorales”.

Destacó entre los efectos del aumento del peróxido de hidrógeno “el bloqueo del ciclo celular (las células dejan de dividirse), daño en el material genético y la activación de un proceso de muerte celular llamado apoptosis”.

En la comparación entre la acción citotóxica de Vismia baccifera en células tumorales y células sanas, se verificó que solo fueron afectadas las células cancerosas.

“Hemos probado que en las células de hígado humano sanas, y anteriormente en células de rata, no produce estos efectos y esto es de gran interés, porque lo más importante es que las células sanas no se vean afectadas”, destacó.

Es decir, se determinó cómo esta planta afecta dentro de las células, un piso sólido para futuras investigaciones y luego estudios in vivo, con modelos animales, “para ir superando etapas hasta conseguir que sea utilizado como terapia contra el cáncer”, en un camino admitido como “muy largo”, concluyó la portavoz de este estudio de una casa de estudios superiores que forma parte del sistema universitario público de la Comunidad Autónoma Vasca.

Científicos mexicanos elaboran bebida de haba que baja colesterol y glucosa

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México dio cuenta a su vez en una nota de prensa difundida este lunes que una bebida elaborada por un grupo de sus científicos a partir del haba -tiene sabor a café y una consistencia parecida a la leche- ha resultado eficaz para reducir el colesterol, los triglicéridos y la glucosa.

Los efectos de esta bebida fueron confirmados en un estudio en ratones vivos con dieta hipercalórica y alta en colesterol. A partir de su consumo, efectivamente se observó en los ratones una reducción de los niveles de colesterol, glucosa y lipoproteínas.

Los profesionales Cristian Jiménez Martínez y Luis Sergio Muñoz Carrillo, de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN,  esperan que la bebida ayude en el futuro a bajar el colesterol y los triglicéridos y la glucosa que afectan a la mitad de los mexicanos y probablemente a la misma proporción de habitantes de otras naciones de la región.

“Fue un experimento que duró sólo siete días, sin embargo sí se observó la disminución de los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, lo que puede indicar el efecto benéfico que tiene el hidrolizado proteico de haba”, aseguró Muñoz y precisó que la concentración de glucosa, triglicéridos y colesterol en los ratones se redujo en alrededor de un 47 %.

Para elaborar la bebida se seleccionaron las semillas de haba, a partir de las cuales se elaboró una harina fina a la que se le eliminó la grasa para preparar una solución a la que se le ajustó el pH (grado de acidez de una solución acuosa).

“Lo importante de esta acción es fragmentar esa proteína en pequeños péptidos que tienen actividad biológica, los cuales se relacionan con la disminución del colesterol, hidrólisis y la glucosa”, explicó Muñoz.

En la parte final del proceso se le añadió sucralosa como edulcorante (darle sabor dulce) para tener un producto de bajo nivel calórico que resulta similar a la leche y que se recomienda beber fría. La bebida puede consumirse con una buena dieta y lo recomendable es consumir un mínimo de 200 mililitros al día, explicó a su vez Jiménez Martínez.

Fuente: Acento.com.do