Gedeón defiende honor de pueblos de América

53

WASHINGTON, Estados Unidos – El embajador de República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gedeón Santos, afirmó que, como político forjado en la lides revolucionarias, se siente altamente satisfecho de defender el honor y la dignidad de los pueblos de América, en un momento en que intereses ajenos a sus ciudadanos quieren, en nombre de la democracia, trastocar la paz y la integración de la región.

El diplomático expresó que no puede haber mayor honor que haber llegado a la Casa de Las Américas a defender también con gallardía los principios de soberanía y autodeterminación consagrados en la Constitución dominicana.

Al pronunciar un discurso durante el acto de inauguración de la remodelación de la Misión Permanente de República Dominicana ante la OEA, Santos dijo que aunque no es un diplomático de carrera, sí es un conocedor de los temas internacionales que cuando deje el cargo se irá con la frente en alto, el orgullo del deber cumplido y la certeza de que puso todo su empeño y corazón en dejar una mejor institución que la que encontró.

“Creo que con la defensa casi intransigente de esos principios que nos dieron origen les hemos rendido honor a los padres fundadores de nuestra República y a todos los dominicanos y dominicanas que se han sacrificado por el desarrollo y el bienestar de nuestra nación”, dijo Santos.

Consideró que ser un servidor público significa no sólo entregarse a los demás, sino también poner toda su capacidad y talento en el ideal de lograr un Estado eficiente, institucionalizado y justo.

Estimó que, de no ser así, cualquier cargo que se ostente sólo sería una mera distinción jerárquica, una plataforma de exhibición o un lisonjero pedestal donde mostrar el ego.

“Creo que ese espíritu de entrega debe ser aún más profundo cuando el servidor está marcado por la idea del cambio y de la transformación. Y eso es lo que hemos hecho aquí: un profundo proceso de transformación física, política e institucional para llevar a esta Misión Permanente a la estatura que merece el Estado dominicano”, indicó el embajador dominicano.

Dijo que un país como República Dominicana, pequeño y en proceso de desarrollo, con serias limitaciones de recursos y de poder, debe sustituir esas carencias con la planificación, la organización y la eficiencia, de manera que puedan sacarle todo el jugo a los escasos recursos que manejan. Precisó que la remodelación de la Misión Permanente del país ante el organismo hemisférico tiene toda la belleza y las facilidades que se requieren para el trabajo internacional que demandan los cambios tecnológicos y la gerencia de los nuevos tiempos. Citó que, además de las facilidades físicas, las nuevas instalaciones cuentan con un centro de video conferencias, modernas áreas de trabajo, sala de reuniones, baños, cocina, sala de espera y oficinas para el personal directivo.

Fuente: Listín Diario