Cómo salvar la vida cuando el vehículo avanza sin control

142

Cómo detener un auto sin frenos

Imagina que vas saliendo por la autopista en una rampa de muerte con una fuerte pendiente y una curva cerrada. Pisas el freno y…¡no pasa nada! Te inclinas hacia la barandilla a 75 kilómetros por hora, te preparas para zambullirte en un lago 400 metros poco profundo lleno de cocodrilos que escupen fuego. Bueno, este escenario es muy poco probable, pero el hecho de que tus frenos puedan fallar es una experiencia aterradora y peligrosa, no importa en donde ocurra. Para aprender cómo detener un coche si los frenos fallan, lee las siguientes instrucciones.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 10 preview

Usa las cosas a tu alrededor para disminuir la velocidad del vehículo. Si las medidas mencionadas fallan en detener el coche, o si tienes que parar muy rápidamente, haz lo que puedas para tenerlo bajo control. Idealmente, podrías utilizar una rampa de frenado, pero como estos no son particularmente comunes, es probable que tengas que improvisar. Ten en cuenta, sin embargo, que estas técnicas pueden ser muy peligrosas (especialmente a altas velocidades) y solo se deben utilizar como último recurso.

Usa el terreno a tu ventaja. Trata de buscar inclinaciones para subir. Si esto no detiene a tu coche, prepárate para conducir en reversa o usar el freno de emergencia en el tiempo apropiado.

Usa las barreras de protección para frenar tu vehículo. Los divisores de cemento se construyen en forma de pera de manera que haga contacto con las ruedas, no con el metal preciado y la pintura de tu automóvil. La aplicación de la fricción a la goma de los neumáticos reducirá considerablemente la velocidad del coche sin dañar otras partes de tu vehículo. También puedes suavemente chocar de refilón con lo que está disponible.

Usa la fricción del camino para detener el coche. Conducir a través de grava o de tierra (tal como se puede encontrar justo a un lado de la carretera) puede disminuir considerablemente la velocidad de tu vehículo. Ten mucho cuidado al usar esta técnica. Los cambios súbitos del terreno, especialmente si está solo bajo las ruedas de un lado del coche, pueden provocar una volcadura, y causar lesiones graves o incluso la muerte. La aproximación a un lugar cubierto de grava o césped debe hacerse progresiva y suavemente y con cuidado. Después, el coche debe ser estabilizado, ya que está conduciendo a lo largo del lado de la carretera.

Los árboles pequeños y los arbustos pueden ayudar a detener tu vehículo cuando todo lo demás falla. Trata de conducir a través del centro de una línea de arbustos o árboles jóvenes, con cuidado de no elegir un árbol que sea demasiado grande para tu coche. Los árboles con troncos de más de 10 cm (4 pulgadas) se consideran peligrosos para los ocupantes de los vehículos de motor. Los árboles grandes pueden ser fatales.

Choca la parte trasera de otro coche. Mientras obviamente no es la primera opción, definitivamente disminuirá la velocidad del vehículo. Si vas a hacer eso, trata de advertir al conductor delante de ti al tocar el claxon. Trata de chocar con un vehículo que vaya a la misma velocidad que tú (chocar con un coche más lento o estacionado te detendrá, pero la desaceleración será rápida y extrema) y trata de hacer un impacto cuadrado en la parte trasera del vehículo. Los golpes de refilón probablemente dejarán a los vehículos fuera de control. Ten mucho cuidado de no golpear muy duro porque puede salir la bolsa de aire.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 1 previewNo entres en pánico! Una reacción exagerada en esta situación solo hará que sea más peligroso.
Sin embargo, si el pedal del freno está duro y no se mueve, algo en su sistema de frenos puede tener una falla o tal vez tengas una obstrucción bajo el pedal. Trata de sentir con el pie (o pide a un pasajero que vea) si hay algo debajo del pedal del freno.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 2 preview

Quita el pie del acelerador y desactiva el control de crucero (si está encendido). Los sistemas de control de crucero deben apagarse tan pronto como toques el freno o el embrague, pero para estar seguro, asegúrate de que esté apagado.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 3 preview

Presta atención a cómo sientes el pedal del freno. Si está suave y se hunde en el piso, es posible que tenga un nivel bajo de líquido, un cilindro maestro defectuoso o problemas con los tambores o pinzas. Puedes reconstruir un poco de presión de frenado al bombear los frenos.
Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 4 previewBombea tus frenos. El bombearlos varias veces puede reconstruir suficiente presión en el sistema de frenos para detenerte. Esto puede tomar un tiempo, así que continúa intentando. Debes hacer esto incluso si tu coche viene equipado con ABS, ya que el ABS solamente se activa cuando frenas muy fuerte (lo cual no será un problema si tus frenos fallan). Entonces, sin importar si tu coche tiene frenos ABS o no, pisa el freno rápidamente hasta el piso para sacar la mayor presión que tengas conservada o construida, ya que los frenos hidráulicos (o de aire) rara vez fallan juntos. Mantén el freno presionado hasta el piso.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 5 preview

Baja la velocidad. El cambio a marchas inferiores ayuda a bajar la velocidad utilizando el motor para frenar el coche. Si tienes una transmisión automática, reduce una marcha a la vez hacia las menores (generalmente marcado como «1» en el mecanismo de cambio). Si tienes una caja de cambios manual, reduce la marcha de una o dos a la vez, hasta sentir el coche lento, y repite a medida que bajes las marchas. A menos que necesites bajar la velocidad del coche lo más pronto posible, ten cuidado de no bajar las marchas muy rápido; los cambios rápidos de marchas a primera o segunda pueden hacer que pierdas el control.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 6 preview

Usa el freno de emergencia. El freno de emergencia, o de mano, pueden detener el vehículo, a pesar de que toma más tiempo de lo normal el detenerse por completo porque solamente para los neumáticos traseros. Aplica el freno (dependiendo de tu vehículo esto puede hacerse al jalar la palanca o pisar el pedal) lenta y firmemente; tu freno de emergencia puede bloquear la llanta si aplicas muy fuerte o muy rápido, especialmente a velocidades altas. Si jalas el freno muy rápido, puedes perder el control del vehículo. Para prevenir esto, mantén el botón del freno presionado (si tu auto tiene uno) al aplicar el freno de emergencia. Esto permite que modules la presión con la cual frenas.
Si tienes mandos en el volante, cambia a manual «M» (generalmente a la derecha o izquierda de «D» en la consola de cambios o la marcha en la parte inferior en la columna de cambios) y presiona el botón con el signo de menos para bajar los cambios. Si no puedes pasar directamente al rango más bajo, trata de ir disminuyendo los cambios gradualmente.
Si tienes un medio adicional de reducir la velocidad del coche, como un retardador, freno de escape, o freno de motor de liberación de compresión, utilice lentamente.Si sientes o escuchas que tus neumáticos se bloquean, libera un poco de presión desde la aplicación del freno y sostenlo ahí. Cabe señalar que si los neumáticos rechinan un poco, no significa necesariamente que estén efectivamente bloqueados. Con el freno de mano, se puede aplicar inicialmente un máximo de tres clics (para poder disminuir la velocidad) y luego aplicar uno o dos clics adicionales (para parar el coche definitivamente).
Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 7 preview
Mantén tus ojos en la carretera y sigue conduciendo. Presta atención a lo que está delante de ti, y maniobra para evitar el tráfico, los peatones y obstáculos peligrosos.
Advierte a los demás conductores y peatones. Enciende las luces de emergencia, y toca la bocina para que otros se enteren de que hay un problema. (Asegúrate de conocer la ubicación del botón de las luces de emergencia antes de que algo así suceda). Mientras que la gente puede no entender cuál es el problema, una advertencia debe causar que la mayoría de las personas procedan con precaución y prestar atención a lo que tu vehículo está haciendo. Abre las ventanas para permitir que la resistencia del aire ayude a reducir la velocidad, así como gritar a los demás pasajeros y conductores.
Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 9 previewSi hay espacio a los lados, gira el volante de manera brusca de lado a lado. Girar el coche crea fricción, la cual disminuye la velocidad de tu coche naturalmente. Si no tienes frenos, trata de girar bruscamente de izquierda a derecha una y otra vez para bajar la velocidad del coche. «No hagas esto a velocidades altas». Girar a velocidades altas puede voltear el coche y si giras el volante muy bruscamente puedes girar el coche sobre su eje, así que ten cuidado.

Imagen titulada Stop a Car with No Brakes Step 11 preview

Busca un lugar seguro para hacerte a un lado (o chocar). Analiza el camino en búsqueda de una zona segura para hacerte a un lado una vez que puedas llegar a una parada. Si no eres capaz de llevar el vehículo a una parada completa, busca espacios abiertos por los que puedas conducir con inercia sin chocar con nada.
  • Si todas las alternativas han fracasado, planifica una parada brusca. El método más seguro es buscar unos arbustos y tratar de que la fricción reduzca significativamente la velocidad del vehículo para detenerse. Si no hay arbustos ve por césped o hierba, la hierba especialmente alta ayuda a detener el coche a un alto total. Finalmente, si no hay ninguno, la última manera es buscar arena, la arena es tan inestable que definitivamente detendrá tu coche, especialmente si está húmeda.
  • Si el lugar más seguro para «chocar» tu vehículo requiere que saltes a un bordillo, debes tener precaución. Incluso con la dirección asistida, la reacción inicial de los coches será quitar el volante de las manos, rebotar de la acera y de nuevo al tráfico. Es imprescindible que agarres el volante de una manera firme y manejes hacia la acera para que el coche se suba y la pase, pero lo suficientemente superficial para que no tengas una volcadura y pierdas el control en un giro.
 Consejos
  • Si el motor no reduce la velocidad, reduce su capacidad de transferencia de potencia a las ruedas. Dirige el coche a donde la inercia pueda detener el vehículo con la mayor seguridad posible. Cambia a neutral (esto puede revolucionar y dañar el motor o la transmisión, pero en este momento tienes problemas más grandes).
  • Puedes evitar la mayoría de los casos de fallo en los frenos al revisar regularmente el líquido de frenos y cambiar de acuerdo a las recomendaciones del fabricante. También inspeccionar tu equipo de frenos a intervalos regulares o si notas algún cambio en el rendimiento de los frenos. No dejes de hacer las reparaciones necesarias o el mantenimiento de rutina.
  • No cambies una transmisión automática a aparcamiento «P» cuando estés en movimiento. El trinquete del estacionamiento que se une la transmisión no será capaz de soportar un coche en movimiento.
  • Muchos casos de «falla en los frenos» son provocados por un objeto que está atascado debajo del freno, como un juguete o una botella de refresco. Evita esta situación al mantener tu coche limpio y libre de residuos, especialmente el área alrededor del asiento del conductor. Las tazas y botellas usadas en el coche deben ser de un material frágil, desechable y no tapado (las cubiertas de taza sueltas están bien), en cualquier lugar cerca del conductor; esto les ayudará a aplastarlos sin causar daño si de alguna manera quedan bajo un pedal. Disminuye el aumento del riesgo del desorden con las bebidas que sean claras o de color claro, libre de leche y/o azucaradas solo con edulcorantes artificiales.
  • «Baja las marchas cuando manejes colina abajo». Evita «montarte en los frenos» cuando bajes una pendiente inclinada, ya que un exceso de pisar del freno causará sobrecalentamiento de los mismos por la fricción continúa. En su lugar, pisa el freno con toques cortos para disminuir el vehículo significativamente, sigue con la inercia un tiempo y repite. Si es necesario, baja otra marcha en la caja de velocidades.
  • Si los frenos se calientan, usa más el freno de motor y menos el pedal del freno para disminuir la velocidad del carro, detenlo suavemente con el freno de emergencia, y deja los frenos por completo. No intentes enfriar los frenos con agua, ya que puedes deformar los rotores.
  • Los frenos pueden perder eficacia si se mojan, especialmente después de hidroplanear o pasar por aguas más profundas. Al entrar en este tipo de agua, lo mejor es aplicar la aceleración de la luz o incluso reducir la marcha. Una vez que sales el agua o te recuperas de un incidente de hidroplaneo, pisa el freno de manera moderadamente ligera, suelta, espera y vuelve a aplicar (pero no bombees). Esto te ayudará a sentir si el pedal está esponjoso y suave, en cuyo caso aplicar el freno de esa manera un par de veces más debe secarlo.
  • La «luz de freno» roja se enciende por muchas razones, no solo para indicar el freno de mano. Cada vez que enciendes el coche, ve si parpadea para asegurarte de que está funcionando. Si se enciende mientras conduces, es porque has perdido al menos la mitad de tu sistema de frenado. Si se enciende mientras está bajo o tienes un cilindro maestro defectuoso.

Referencias