La espera terminó: Todo lo que necesitas saber sobre Xbox One X

107

Después de más de un año de rumores y bromas y absurdos nombres código extremos, la última consola de Microsoft, la Xbox One X (conocida hasta hoy como “Project Scorpio”), finalmente está aquí. En realidad no está aquí, aquí; la consola saldrá a la venta el 7 de noviembre. Pero ahora tenemos todos los detalles sobre esta nueva consola, que es oficialmente la consola más rápida construida hasta la fecha.

¿Qué es?

La otrora Project Scorpio es la última consola de Microsoft en la línea Xbox One. Esta no es una nueva generación de consolas, sino una versión mejorada de la actual consola de Microsoft de la octava generación, la Xbox One. Al igual que Xbox One S del año pasado, Xbox One X puede reproducir contenido de 4K UHD, incluyendo UHD Blu-ray. También soporta HDR, para ampliar el detalle en áreas de extrema luminosidad y oscuridad, y una gama de colores más amplia, para reproducir colores más cercanos a los que vemos en el mundo real.

A diferencia de la Xbox One S, la Xbox One X realizará upscale de antiguos juegos a 4K UHD, y producirá imágenes de alta calidad incluso en 1080p y pantallas de inferior resolución. Muy similar a como PS4 Pro mejora la calidad visual en todo el espectro de reproducción comparada a la PS4 original.

¿Qué tan rápida es?

Muy, muy rápida para una consola. Según Microsoft, su procesador Scorpio es el procesador más rápido que se haya puesto jamás en una consola, algo que sabíamos desde que Microsoft anunció las especificaciones hace unos meses atrás. Lo que no sabíamos es que el procesador funciona tan caliente que requiere refrigeración líquida, una primicia para una consola.

Además de un procesador con más de 7 mil millones de transistores, cuenta con 12GB de RAM DDR5, un GPU corriendo a 1.172 Ghz y es capaz de 6 teraflops de rendimiento. Para tener como referencia, las últimas tarjetas gráficas de Nvidia, la 1080Ti de más de $800, llega a 11.3 teraflops, mientras que el principal competidor de Xbox One X, el PS4 Pro, llega a 4.12.

El sistema de administración de energía también es, según Microsoft, tan excelente que eligieron nombrarlo inspirados en su ingeniero líder, Bill Hovis, un Ingeniero Eléctrico Senior en Microsoft.

¿Qué tipo de juegos jugará?

Cualquier cosa actualmente disponible en Xbox One y Xbox One S, además de los 42 juegos anunciados en el evento Xbox de Microsoft, 22 de los cuales son exclusivos de la consola Xbox One, incluyendo: State of Decay 2, el nuevo shooter focalizado en e-sports Darwin Project, y la súper bonita The Last Night.

En particular, las exclusividades anunciadas hasta ahora son exclusivas de lanzamiento, lo que significa que se lanzarán en la Xbox One antes de expandirse a la PS4 y Windows, o son exclusivas de Microsoft, lanzándose en Xbox One y Windows 10 solamente.

Estas son dos versiones más sutiles de exclusividad, pero siguen siendo muy útiles para una consola tratando de marcar su marca, ya que hay gente que compra una consola sólo por un juego específico (por ejemplo, la última Zelda y el Nintendo Switch). Pero no siempre es así. Rise of the Tomb Raider fue un título de lanzamiento exclusivo de Xbox One hace dos años, y sin embargo, de acuerdo con VG 24/7, su versión de PC vendió más en una relación de tres a uno cuando se lanzó a principios de 2016.

También hay que notar que cualquier cosa puede suceder entre el anuncio de un juego y su lanzamiento, así que se debe ser cuidadoso de no emocionarse demasiado por los juegos demostrados en la presentación. Podría pasar años antes de verlos.

¿Será VR?

Tal vez, pero de acuerdo con Polygon, no sabremos mucho más sobre las capacidades de Xbox One X VR hasta el próximo año.

¿Que mas puede hacer?

Esemcialmetne, todo lo que puede hacer un Xbox One S.

¿Cuándo puedo poseerla, y cuánto tendré que pagar?

La Xbox One X estará disponible en todo el mundo el 7 de noviembre. Se venderá por $500, mientras que la Xbox One S continuará vendiendose al por menor por $250.

 

Traducción y adaptación de Gizmodo.com